Entre poder y no poder cambiar

Dios,

dame café

para cambiar las cosas

que puedo cambiar

y vino

para aceptar las cosas

que no puedo.

Entre las cosas que no puedo cambiar, está el pasado. Imposible decir que uno no se equivocó, y aunque uno siempre quiere convencerse de que hizo lo mejor que pudo en cada situación (dadas las circunstancias y el conocimiento que tenía), pues no siempre fue así. Uno se acepta, y uno se perdona.

Es que al pasado hay que aceptarlo porque no se va para ninguna parte. Está allí, haciéndonos compañía, algunas veces de una manera más obvia que otras.

A veces hasta creemos que podemos obligarnos a olvidar, pero nadie puede obligarse a olvidar, es imposible. Alguna vez has pensado “me voy a olvidar de tal persona”, y te das cuenta que con esa frase, ya te estás acordando de ella? Lo que se puede hacer es obligarse a pensar en otras cosas, para hacer balance.

Hay tantas cosas que no se pueden cambiar. Brindo por ellas, especialmente las malas. Porque sin ellas, no sabría apreciar las buenas.

Excepto las muy malas. Por esas cosas muy malas que uno no puede cambiar, uno llora, patalea, grita, pasa duelo…

Qué terrible es la impotencia.

Hasta que llega la aceptación, la cual, aunque no haga que desaparezca el dolor, nos hace capaces de vivir en el presente.

Por otro lado, hay cosas que puedo cambiar, como el presente. Cada pequeña decisión que hago en este instante, envía mi futuro hacia una nueva dirección.

Hay cosas malas en mi presente que puedo cambiar. En esos casos me hago valiente, me inspiro, me motivo, sonrío, me arriesgo, elevo la mirada, bailo, me concentro y le subo el volumen a la música. Dejo que me invada la alegría, porque…

Qué felicidad es, simplemente, tener el poder de cambiar.

8 pensamientos en “Entre poder y no poder cambiar

  1. Querida Michelle:
    El duelo es importantisimo,… solo el dolor cura las heridas del alma.
    Todos tenemos aciertos y equivocaciones, todos cometemos errores, pero no todos lo aceptan y lo enfrentan con valentía. Lo mas fácil es evadirlos, no aceptarlos, inventarnos excusas o simplemente culpar a a alguien o al destino. Ese no es el camino para ser mejor, para vivir en paz con uno mismo y ser feliz. El camino es el que nos estas mostrando en tus escritos.
    Que bueno que tus escritos me los envían mis compadres, porque no uso Facebook, ni Twitter, ni WordPress. Tus palabras me hacen pensar y reflexionar, acerca de mi vida pasada, presente y futura, sin embargo, creo que lo mas importante es que siento que había una parte de mi alma que no conocía o que se se me había perdido desde no se cuando.
    Gustavo.

  2. Michelle, con frecuencia se califica como fracaso a un matrimonio que termina.
    ¿Pero es acaso un fracaso?
    Fracaso creo que es seguir en un matrimonio que ha fracasado, aunque otros puedan pensar que es un éxito.
    Éxito es tener el valor de seguir adelante solo(a).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s