Cómo será el futuro cercano

Ya pronto voy a publicar el libro de memorias Otra Maleta, en el que relato mis anécdotas como habitante de Ciudad de Panamá, Caracas, y Querétaro. Mañana cumplo tres años y dos meses viviendo en esta última ciudad, el período más largo en que he vivido en un solo sitio, desde hace 16 años (antes de Panamá viví en otros cuatro países, aparte de Venezuela; en mi libro anterior, Siete Maletas, hablo de esos años).

Recientemente obtuve la ciudadanía mexicana, como si las formas legales estuvieran coordinadas con mi deseo de permanecer aquí. Sin embargo, ya no sé qué es ser de una ciudad, o de un país. Ser extranjera se ha convertido en mi normalidad, no solo sentimentalmente hablando, sino legalmente también… hasta hace unos días. Nunca había tenido un pasaporte que no fuera el venezolano, y cuando me otorgaron el mexicano, se me aguaron las lágrimas. Qué tranquilidad saber que nadie puede cerrarme las puertas de este país. México es mi casa, oficialmente.

“Así era el mundo antes”, me dice S, mi hijo de nueve años. Estábamos en un bosque cerca del pueblo de Amealco, en el Estado de Querétaro. “Pero S, todavía hay muchos sitios así,” le respondí, y me sentí mal por no haberlo llevado a más lugares en la naturaleza. Luego me puse a pensar en lo que yo misma dije, en la palabra “todavía”. No me imagino diciendo esa frase hace 30 o 40 años. Qué impotencia da la acelerada destrucción ambiental que está ocurriendo en tantas partes del mundo.

S está consciente de lo que está pasando. Un día me preguntó, “Mami, ¿Qué crees que se va a destruir primero, el planeta o los humanos?”

Acabo de ver una mini serie en HBO Go que se llama Years & Years, (Spoiler Alert! No sigas leyendo si no quieres saber qué pasa en la serie) en la que se presenta un futuro cercano distópico, en donde una mujer de derecha, populista y autoritaria, se hace Primera Ministra del Reino Unido. En esa realidad, los efectos del cambio climático conviven con la alta tecnología, y hay una profunda crisis socioeconómica generalizada. Quiebran empresas y bancos, mucha gente se queda sin trabajo, hay apagones de electricidad, y los extranjeros desaparecen a manos del gobierno. El polo norte se derrite por completo, y la gente sigue viviendo como si no hubiera pasado nada, pero luego el Estado obliga a toda la población que tenga un par de cuartos vacíos, a hospedar en sus casas a los desplazados por inundaciones.

Me dio la impresión de que en ese mundo se repetía, en diferentes versiones, lo que está pasando en Venezuela hoy (en algunos aspectos, no en todos). Como si Venezuela se hubiera adelantado a lo que le pudiera pasar al resto del mundo, en caso de continuar el surgimiento de gobiernos autoritarios. La miniserie nos recuerda que, cuando no hay un sistema de instituciones democráticas fuertes que pueda hacer frente a un autócrata populista, los extremos de derecha son tan malos como los de izquierda.

Por cierto, cabe mencionar que en dicho mundo distópico no había escasez de comida, ni de agua, ni de gasolina, ni de medicinas, como sucede en Venezuela. También cabe mencionar que en sus campos de concentración de extranjeros, no separan a los niños de sus madres y padres, como está sucediendo en Estados Unidos. Es decir, en ciertos aspectos, la mini serie se queda corta.

Me pregunto si S les dirá a sus nietos que “así era el mundo antes”, pero frente a un video, o a una foto. Me pregunto si se le aguarán los ojos al ver una foto del bosque de Amealco en el futuro, porque se recuerda cómo era antes, así como cuando yo veo las fotos del desastre ecológico del arco minero en pleno Amazonas venezolano (estuve bien cerca de allí).

En la serie Years & Years, la abuela les dice a sus nietos que todo lo que está pasando es su culpa por haber sido tan cómodos y no haber reaccionado a tiempo. Concuerdo con ella ¿Será que la humanidad reaccionará a tiempo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s