El Venemundo de Biff

Sé que somos millones los venezolanos que estamos presenciando este revoltijo de noticias sin sentido: el presidente que ordena saquear, la delincuencia como estilo de vida, saqueos y más saqueos, el culto a las tetas y  un Miss Universo estúpido que se vuelve a ganar, la declaración del inicio de la Navidad a principios de noviembre,  la gente armada por todas partes y los motorizados que imponen su ley, mujeres cayéndose a golpes por un kilo de harina, colas de cuatro horas para comprar un pollo …

Yo no puedo explicar lo que sienten todos esos venezolanos, pero sí puedo explicar lo que siento yo. Es como si estuviera viendo la segunda película de Volver al futuro, y que la Venezuela que veo es tan diferente a mi Venezuela, que es como si alguien se hubiera metido en la máquina del tiempo, y ahora lo único que existe, es el mundo de Biff. Solo que en vez de apuestas y casino, hay petrodólares, drogas, corrupción  y dólares paralelos, y en vez de un museo, está el Día de la Lealtad a Chávez, en vez del hotel Pleasure Paradise está el Viceministerio para la Suprema Felicidad del pueblo y  en vez de Biff diciendo  “God Bless America”,  está Maduro diciendo “Tenemos patria”.

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

El documental “El lado oscuro del chocolate”

The-Dark-Side-of-Chocolate-2010_7233

“Un niño de Burkina Faso puede ser comprado por 230 Euros, y eso sin regatear; el precio incluye el transporte y el uso indefinido del niño. A la mayoría de los niños jamás se les paga”.

Documental El lado oscuro del chocolate

Muchos niños son comprados para trabajar como esclavos en las plantaciones de Costa Marfil y producir el cacao que luego se convierte en el chocolate que comemos. “Los niños no se compran” le dije una vez a mi hija, cuando ella tenía como cuatro años. Legalmente no, pero ilegalmente sí.  Aunque ¿qué importa que sea ilegal o no, si compañías legales como Nestlé, Hershey’s, Mars, Kraft  o Cargill (por nombrar solo algunas) siguen comprando el cacao  de las plantaciones en donde trabajan estos niños esclavos?

No sabemos nada ¿O es que no queremos saber nada? En caso de que sí quieras saber, aquí te dejo el documental “El lado oscuro del chocolate”.

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

Los niños pobres de USA , documental de BBC

this_world_kaylie_2502359b

En USA

16 millones de niños son pobres

1 en 12 americanos están desempleados

Más de 1.5 millones de niños no tienen casa (homeless)

49 millones de personas  están por debajo de la línea de pobreza

El documental de la BBC muestra la cara infantil de la recesión, del desempleo y de todos los hogares que han tenido que ser abandonados por haber sido reposeídos por los bancos  (foreclosed). Aquí les dejo el video completo:

This World: America’s Poor Kids BBC Documentary

Para más información, ir al reportaje de The Telegraph, This World: America’s Poor Kids BBC

 @chicadelpanda

chicadelpanda.com

El tiempo en la película In Time

304925-in-time

La película de ciencia ficción In Time (2011) , por esas casualidades de la vida, tiene que ver con el libro Inferno de Dan Brown que me acabo de leer, ya que ambos tocan el tema del transhumanismo. La novela de Dan Brown es en el presente, pero uno de sus personajes principales es un científico transhumanista (no digo más, para no arruinarles la lectura). En el caso de la película futurista de In Time, la raza humana ya ha sido modificada genéticamente.

Recomiendo la película, recomiendo el libro, ambos me dejaron pensando. Pero en el caso de la película, el sacudón fue mayor, a lo mejor porque trata el tema del tiempo.

En la  película, la gente está programada genéticamente para dejar de envejecer a los 25 años y tiene un reloj que es parte de su cuerpo. El dinero es el tiempo: un café, cuesta 5 minutos, por ejemplo, y en teoría, la gente puede vivir para siempre, así como en nuestro mundo, en teoría, todos pudiéramos ser millonarios.

A partir de los 25 años las personas tienen que ganarse su tiempo, y el protagonista (Justin Timberlake) siempre ha tenido menos horas en su reloj de lo que tiene el día. Si no trabaja un día, no gana tiempo y muere. Los millonarios, al contrario, son inmortales.

¿Qué tan ricos en tiempo somos? ¿Cuántas veces decimos que no tenemos tiempo? En algunos artículos que he leído sobre la felicidad, y sobre investigaciones que se han hecho en este respecto, dicen que después de cubrir las necesidades básicas, (en cuyo caso, más dinero sí quiere decir más felicidad)  más dinero no quiere decir más felicidad. ¿Será que más tiempo sí da felicidad? Sí, pero tampoco demasiado: los millonarios inmortales de la película no estaban particularmente  felices tampoco.

¿Y entonces qué? Se me ocurre pensar que uno podría analizar el asunto del tiempo, como si fuera dinero:  después de tener cubiertas nuestras necesidades básicas de tiempo (en donde más tiempo sí es más felicidad) , más tiempo, no quiere decir más felicidad.

 

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Porque sí

El_Ex_tico_Hotel_Marigold

Hace poco vi una película llamada El Exótico Hotel Marigold, en donde un grupo de jubilados ingleses se va a vivir a la India. Hay un hombre del grupo que destaca por lo bien que pudo adaptarse, mientras que una de las mujeres destaca porque no pudo adaptarse para nada. Ella le pregunta: ¿Cómo puedes soportar este país? ¿Qué ves que yo no veo? Y el le responde: La luz, los colores, me enseñan algo. Y la manera en que la gente ve la vida como un privilegio y no como un derecho.

En estos días aprecio más mi vida. Aprecio más esos minutos que tengo a mi disposición en este espacio de tiempo llamado ahora. Para hacerlo, he tenido que disciplinar mi mente y descartar los pensamientos que se empeñan en hablar del futuro. Sí, también he tenido que ahuyentar los del pasado. Pero en mi caso, me he dado cuenta que se me ha formado un hábito el pensar sobre lo que “voy a hacer”, así que esos son los pensamientos que estoy descartando con más frecuencia.

Estoy haciendo más cosas “porque sí”. Así que “porque sí”  llego hasta aquí con el post de hoy, y los invito a dejar sus comentarios : ) .

Por Michelle Lorena Hardy –  Chicadelpanda.com

¿Cómo será el mundo laboral en el 2030?

22208_10151474587581833_249902404_n

“Los jóvenes franceses ven un mundo al que le faltan oportunidades, los jóvenes indios ven un mundo que tiene muchas. Pero no hay sino un sólo un mundo, un sólo futuro, con oportunidades para todos”

Anjuli Pandit, Atraversar las fronteras

Anjuli Pandit es de la India, pero vivió en muchos países con sus padres, quienes siempre la estimularon para aprender todo lo que pudiera del occidente, mientras mantenía sus raíces indias. Creció sin fronteras, y no le tiene miedo a lo desconocido.

Ella cuenta que la India de hoy es un país en que todo es nuevo, todo es posible, en donde los jóvenes tienen mucha energía de vivir. Que cuando llegó a Francia a estudiar – un sueño hecho realidad- se encontró con ¿Qué? ¡Con  la resignación!  Sus amigos no tenían esa energía, esas ganas de arriesgarse que tenían los jóvenes en la India. Más bien, los jóvenes franceses veían como un handicap, como una desventaja ser joven: “no me contratan porque soy joven, porque no tengo experiencia”. Y cuando ella les decía “busca trabajo en otro sector” le respondían “no, en Francia es imposible encontrar trabajo en un sector que no sea el de tus estudios”. O cuando les decía “pero ve a donde están las oportunidades”, respondían “pero si allá no me conocen, la cultura es muy diferente, no hablo el idioma, etc”.  Y lo más grave: en general, los jóvenes franceses no podían imaginarse  su propio futuro en el 2030.

¿Cómo va  a ser el mundo en el 2030? Va a ser un mundo más multicultural, más multilingüe, más interdependiente, más intergrado; con una economía que favorecerá a aquellos que son abiertos. Es por eso que  les dice a los jóvenes franceses que van a tener más oportunidades en el 2030, en Francia, si hoy buscan una carrera en el extranjero, si abrazan la mundialización, en vez de buscar un trabajo en París”.

Anjuli dio su charla en un traje tradicional hindú amarillo, precioso, y para cerrar,  le dijo a su audiencia parisina: “imagínense en el 2030 dando una charla en India con su tradicional traje gris-negro-gris- negro “… a lo que la audiencia respondió con una carcajada general. Nada mejor que el humor para hacer que una idea llegue. Ojalá les haya llegado a ustedes también.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Papa Francisco: la prioridad de la Iglesia debe ser proteger a sus feligreses más pequeños

papa-francisco-i-jorge-mario-bergoglio

Papa Francisco: todos los criminales sexuales, así como quienes los ocultan, deben ir a prisión. Especialmente si son sacerdotes, especialmente si son pedófilos, especialmente si tienen posiciones de poder.

Vivía yo en México cuando se descubrió que Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo, era pedófilo. Vivía yo en Chile cuando se descubrió que el conocido sacerdote Fernando Karadima también lo era. Pero esa historia de niños víctimas y sacerdotes criminales apenas se está destapando en los últimos años. Lamentablemente lleva mucho tiempo de encubrimiento. (Si quieren saber más al respecto pueden ver el documental de HBO Mea Maxima Culpa – Silence in the House of God, link al final del post).

Haber vivido en seis países ha hecho que en varias ocasiones -cuando he estado a punto de mudarme- algunas personas hayan decidido revelarme sus secretos. Imagino yo que es porque saben que no me van a ver más. Imagino yo que es porque quieren que alguien los vea como son, aunque sea una vez, y dejar de esconder esa cicatriz en el alma que alguien les dejó cuando eran niños.

Una persona una vez me dijo que había sido abusado/a por sexo oral cuando era niño/a repetidas veces. También me dijo que antes de saber que alguno de sus hijo/as tuviera que pasar por algo así, ni siquiera una vez, prefería verlo muerto/a.

El abuso sexual a menores de edad es un crimen. Es una puñalada en el alma que deja una cicatriz permanente. Inclusive si son adolescentes (he oído por ahí a gente ignorante que cree que si son adolescentes “no es tan malo”).

Soy mamá y pienso que como tal tengo el deber de proteger a mis hijos. Pienso que ese mismo deber lo tiene la Iglesia Católica respecto a sus feligreces, especialmente a los más frágiles, especialmente a los más pequeños. Y para hacerlo, los abusadores deben estar tras las rejas.

Link al documental de HBO : Mea Maxima Culpa – Silence in the House of God

Por Michelle Lorena Hardy –  Chicadelpanda.com

Siria, Venezuela y Corea del Norte

Maz-Jebroni-on-stage2

Hay gente buena en todas partes, eso es lo que trato de mostrar en mi show.

Maz Jobrani

Mientras más lejos se está del país de origen, más difusa es la imagen o el prejuicio que tiene la gente de uno. Nunca he estado en Asia, pero me encantaría que alguien me dijera en qué lote nos meten los asiáticos a los venezolanos (oh, oh, dije “asiáticos”, otro lote).

Cuando vivía en New Jersey, nos metían en el lote latino. Luego me mudé más cerca, a Miami, y me di cuenta que no estaba en ningún lote, era venezolana y ya. Lo mismo es aquí en Panamá, nos reconocen el acento rapidito y nos identifican (aunque yo misma a veces confundo los acentos panameño y venezolano). Cuando vivía en México, o en Chile, nos metían en el lote caribeño (eso fue una novedad para mí). Cuando vivía en Milán, Italia, nos metían en el lote extracomunitario, es decir, cualquier país que no fuera europeo, lo mismo daba que fueras turco, boliviano o tailandés.

Este último lote no me sonaba nada bonito hasta que oí al comediante iraniano- americano Maz Jobrani. Su show es buenísimo, me reí mucho, porque habla de los estereotipos que tenemos de los demás, sobretodo de los árabes y/o musulmanes. Estarán pensando ustedes, sí, qué terrible debe ser tener una nacionalidad del Medio Oriente, esos sí que tienen mala suerte. Piensen de nuevo.

Al principio de su show él cuenta que menos mal que le dieron el pasaporte americano, porque “si tienes sólo el pasaporte iraniano estás limitado sólo a unos países a los que puedes ir  con brazos abiertos, ya saben, Siria, Venezuela, Corea del Norte” (carcajada del público). Este lote en el que nos están metiendo ya lo sabía, pero quería ignorarlo. Por lo menos Jobrani hizo que le encontrara algo de humor en el asunto.

Maz Jobrani show en Ted.com

Por Michelle Lorena Hardy  –   Chicadelpanda.com

Las películas Cloud Atlas y The Life of Pi

Cuando estaba en el colegio  leí dos veces Cien años de soledad de Gabriel García Márquez. No crean que fue por amor al arte. Fue por amor a mi cerebro. La primera vez no entendí exactamente cómo se conectaba quién con quién y tenía que averiguarlo. Aunque debo admitir que la primera vez que lo leí me quedé con los ojos tan como huevos fritos, me quedé tan patitiesa con el libro en sí, que sí había algo de amor al arte. Pero eso fue la primera vez que lo leí. La segunda fue para desenrredarlo.

Algo así me pasó con la película Cloud Atlas. Los ojos de huevos fritos, pero esta vez mucho más. WOW. Aunque cuando terminó la película había entendido sólo la mitad, o menos. Con este croquis que encontré en internet entendí un poco más.

Cloud-Atlas-Whos-Who-1La película es tan densa que podría hacerse un post diferente para este blog por cada cinco minutos de la misma. No sólo por la trama, sino por los efectos especiales, los maquillajes, todo … ¡los maquillajes! Los directores son  Tom Tykwer y los hermanos Wachowski, los de la trilogía de The Matrix.

La parte que sí entendí y la que más me gustó fue la del futuro, la de Neo – Seoul, así como la del futuro remoto. Muy al estilo de The Matrix, el futuro es muy violento. Pero la humanidad sigue. Donde sea. Por cierto, China censuró 38 minutos de la película, por tener escenas demasiado apasionadas (¿?), pero sobre todo porque algunas de ellas eran homosexuales.

lifeofpiLa otra película que vi fue The Life of Pi, una auténtica obra de arte, de fondo y forma. Muy al estilo la película Big Fish de Tim Burton, lo que se recuerda, o lo que se imagina el oyente, no es exactamente lo que pasó. Se mete con la religión (Cloud Atlas también), en realidad, con todas las religiones, y tiene implicaciones muy profundas sobre lo que significan éstas. NO es para niños, es una película muy adulta. Ahora sí, les doy  un tip: no se distraigan en los últimos 15 minutos de la película, que son los que tienen la clave de todo.

Yo fui a verla de noche, llegué a mi casa y me dormí. Pero como a las tres de la mañana me desperté con la respuesta al enigma de lo que había pasado en la película. Y no pude volver a dormir ; ) . Así que están advertidos.

Ambas películas son un derroche de imaginación, efectos especiales y son tan profundas como quieran hacerse. Yo me he quedado pensando en la de Cloud Atlas por días y la de The Life of Pi me dejó una noche en vela. ¿Recomendadas? Sí, sobretodo si tienes ganas de poner el mundo al revés y dudar de todo.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

El fracaso inteligente

Smart failure for a fast – changing world o fracaso inteligente para un mundo rápidamente cambiante, es el título de la charla de Eddie Obeng que me recordó la película La familia del futuro (Meet the Robinsons) de Disney, en que una familia de genios aplaude a cualquiera de sus miembros cada vez que fallan en un invento. ¡Bravo! ¡Así se falla! Le decían todos a un sorprendido Lewis, el niñito protagonista.

Algo así debería hacerse con los empleados de una compañía que se atreven a hacer algo diferente y fallan. Obeng dice que en vez de despedirlos, debería ser ¡pizza para todos!  En la actualidad, aunque todos los CEOs buscan creatividad, cuando los empleados oyen decir eso a sus jefes,  lo que escuchan es “si haces cosas locas y sale mal, te boto” y  eso hace que no estemos aprendiendo a la misma velocidad en que suceden los cambios. En sus palabras  the pace of change overtakes the pace of learning, la velocidad de los cambios va más rápido que nuestra capacidad de aprendizaje, porque la misma está frenada por el miedo a fallar cuando se buscan soluciones innovadoras.

La charla de Obeng está en sintonía con un documental  argentino  que vi hace poco llamado La educación prohibida, en que se propone que el método tradicional de estar sentado escuchando al profesor está totalmente  desactualizado y desconectado del mundo exterior, ergo, no le da la educación a nuestros hijos que ellos necesitan. ¿Y qué podemos hacer? Pienso que debemos cambiar el paradigma de quién tiene la información, o de que hay solo una manera de hacer las cosas. Nosotros los padres  tenemos algunas respuestas, pero esas podrían ser respuestas correctas para el mundo de antes, no para el de ahora. En caso de certeza, mejor dudemos y escuchemos lo que otros, especialmente los más jóvenes, tienen que decir.

Les recomiendo, tanto la charla de Eddie Obong   Eddie Obeng – Smart failure for a fast changing world  como el documental de la Educación Prohibida que les dejo más abajo.

Por: Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com –