¿Qué es eso de voz que “solo se usa afuera”?

Hace poco vi un video que me hizo reír tanto, que le di replay varias veces. En el mismo se muestra primero a una mamá americana, calmada, pidiéndole a su hijo que por favor ordenara la habitación. Inmediatamente sale la mamá “latina” pegando gritos, haciendo más desorden. Me reí mucho porque me sentí identificada (los miles de comentarios del video demuestran que no soy la única, por cierto). Sin embargo, no son todas las latinas así; las venezolanas y colombianas sí (con excepciones) pero definitivamente no las chilenas. Hoy por fin encontré una imagen/ infográfico que me puede ayudar a explicar este situación. Digamos que hay niveles de voz, como a continuación:

aVoice

Hace un par de años, cuando mi hija regresó de su primer día de clases en Panamá (nos habíamos mudado de Chile) su primer comentario fue “¡Esos niños son muy ruidosos!”. Mi teoría es que había pasado del nivel 0 (silencio total, nadie estás hablando, el silencio es oro) y 1 (conversación de espía, solo una persona puede oírte) de sus compañeros de clases en Santiago,  al nivel 4 (alto, como para presentarse ante un gentío, todos pueden oírte) de sus compañeros en Panamá. Yo jamás oí los niveles 4  ni 5 (fuera de control, voz de recreo, “nunca” usada adentro) en Chile… mentira, cómo no, cada vez que dos venezolanos se unían, subían a 5, y cualquier chileno a 1 km a la redonda se volteaba a mirar qué estaba pasando. Estoy hablando que minutos después del terremoto del 2010 de 8.8 grados, mis vecinos continuaban hablando en el nivel 2 (fluidez lenta, pequeño grupo de trabajo, solo el grupo puede escucharte), como que “aquí no ha pasado nada” (eso de voz  “fuera de control,” no existe para los chilenos en circunstancias normales, aunque puede que haya excepciones en alguna que otra marcha). Es parecido a como es la gente en París en ese respecto. Recuerdo una vez que se me ocurrió hablar en un nivel 4 a la señora que me hospedaba (porque ella estaba en la parte de abajo de una escalera y yo en la parte de arriba), y  se ofendió terriblemente porque yo no había bajado a hablarle de cerca (mientras que yo, por supuesto, no entendía por qué se había molestado). Después de una semana en la ciudad, más o menos, entendí que nadie hablaba en un tono de voz 4 o 5.

Por otro lado, los venezolanos y panameños saben que existe el nivel 0 por algunas misas y ocasiones esporádicas similares. Pero no hay nada que le estrese más a un venezolano que el nivel 0 en una conversación(el silencio no es oro, definitivamente): inmediatamente lo remedian, no lo soportan, así sea para decir “parece que pasó un ángel” para hacer que la gente sonría. Hablé en tercera persona porque ya, después de años viviendo afuera, se me ha quitado un poco esa costumbre (aunque está volviendo ahora que vivo en Panamá); pero todavía tengo que resistir el impulso primario de rellenar los vacíos de silencio.

¿Quiénes hablan con un tono de voz más alto? Solo puedo decir, de mi propia experiencia, que venezolanos, panameños e italianos del sur (aparentemente los colombianos también) están empatados. Eso de que exista un tono de voz “que no se use adentro” nos deja perplejos… ¿Pero cómo? Si hasta nuestras mamás lo usan, jeje. Aquí les dejo el link a la página  de Facebook del humorista Matthew Windey   para que se rían bastante.

 

@chicadelpanda

 

El color de las nubes

FullSizeRenderEstá S, mi hijo de cuatro años, pintando y yo lo interrumpo, “¡No! Las nubes no son negras!”, a lo que él no me responde, sino que sencillamente se me queda mirando con cara, de ¿Qué le pasa a mi mamá? De repente entiendo. “Ok, está bien, tienes razón, sí son negras… pero a veces son blancas”.

Lo que sucede es que vivimos en Ciudad Panamá, uno de los sitios con mayor precipitación en el mundo. Aquí llueve frecuentemente (varias veces a  la semana, con tormentas, rayos y demás) durante unos 8 o 9 meses al año. Sin embargo, la época seca es bastante predecible, comienza a finales de diciembre y termina a finales de marzo. A esta época la llaman “verano”, y coincide con las vacaciones escolares. En el grupo de extranjeras viviendo en Panamá al que pertenezco en Facebook, ya he leído varias veces comentarios angustiados preguntando, durante uno de esos aguaceros en que hasta las luces automáticas se encienden a las tres de la tarde, si es que eso es normal. “Así es”, se apresuran a responder las demás, “es normal”.

FullSizeRender(2)Sin embargo, la lluvia no hace que la temperatura baje (ok, baja un grado o dos, ¿pero cuál es la diferencia entre 32C y 30C?). En la época en que nos encontramos ahora, verano, baja también un poco la temperatura (yo creo que llegó a 25C en la noche el otro día) y en general el clima se hace más agradable, no por el descenso del calor, sino porque se hace más seco. Hace unos meses (cuando todavía llovía mucho), la humedad era tan intensa, que me vino un pensamiento mientras caminaba en el estacionamiento de mi edificio: esto es lo que se siente estar dentro de una sopa. Ahora ya no es así, e incluso durante el día sopla bastante viento. Por cierto, si vas a caminar por la calle en esta época de verano, no te pongas vestido ni faldas que puedan dejarte cual Marilyn Monroe en la foto famosa, porque eso mismo es lo que te va a pasar… a “una amiga” ya le pasó una vez.

@chicadelpanda

 

¿Qué te gusta de Panamá?

Calzada de Amador en Panama

Entrar en facebook, entrar en Panama Kontacts… ajá, ésta si la puedo responder… tecleo, tecleo, listo.

Es que ahora soy gurú -como nos llamamos en la comunidad Panamá Kontacts- pues siempre alguna sabe algo que otra no, y que le puede ayudar. Somos un grupo de extranjeras que nos ayudamos mutuamente pidiendo recomendaciones y que se ha hecho parte de nuestra rutina diaria. Ya no hay que pasarse tres meses probando tintorerías  hasta descubrir la que me sirve, la que no destroza la ropa, la que no cobra de más, sino que pregunto ¿quién me recomienda una tintorería en x sitio? y responden  varias gurús, una de ellas aclarando que por estos lados no se dice “tintorería” sino “lavandería”.  Realmente estoy muy orgullosa de todas las mujeres que formamos parte de este grupo, y por supuesto, agradezco infinitamente a su fundadora (quien  es venezolana, por cierto).

Hoy  alguien hizo una pregunta muy simpática. Me gustaría compartirla con ustedes, así como algunas de sus respuestas. Esto es para ti, Panamá; por éstas, y muchas cosas más, te queremos y nos sentimos muy agradecidas de vivir aquí.

Hola! Esta es una pregunta poco común… A 5 años de haber llegado a esta cálida tierra me he dado cuenta que hay todavía muchos secretos y rincones locales maravillosos que no conozco y quisiera encontrar respuestas entre este grupo de “huéspedes de Panamá”…Mi pregunta es: Qué es algo que te hace sentir “home” en Panamá? Que te hace olvidar la nostalgia de tu tierra y con un fuerte suspiro decir “así estoy bien…”? Para mí, en México son los abrazos de mi mamá, los tacos al pastor, mis amigas de la vida, la amabilidad de cualquier extraño… en Caracas era ese cielo azul, el clima perfecto, nuestro grupo de amigos extranjeros, las arepitas fritas del Tamanaco y los domingos en la tarde en la 4D… en Chile la cordillera nevada, andar en bici en el otoño, los comentarios semanales del jardinero viejito que amaba ver nacer las flores y la torta de hojarasca…Aca en Panamá, hay tantas joyitas ocultas que nos dan felicidad en la vida cotidiana…..cual es la tuya?

Los pequeños detalles que dan gran felicidad a mis días en Panamá, son: el poder compartir con mis hijos en sus actividades, almorzar juntos, caminar a los colegios, caminar al trabajo, sin necesidad de usar el auto, la merengada de coco con helado de vainilla de la casa de la fruta, las empanaditas de Deli Gourmet, las delicias de Cuquita Cookita, caminar al atardecer por el casco antiguo mientras disfrutamos de un rico helado, las hermosas playas de San Blas, la variedad de ricos Restaurantes, salir a correr en Costa del Este, las carreras de cada domingo, y pues que mejor recuerdo que acabo de tener a mi segunda princesa Panameña! Muy feliz de cada día vivido en este país junto a mi familia! Llegamos 3 hace 3 años y “Ahora somos 5” Gracias Diosito por tantas bendiciones.

Yo amo la naturaleza de Clayton, ver por mi casa ñeques, tucanes, perezosos, un sinfín de loros y pájaros. Amo la variedad de mariscos disponibles. Poder caminar tranquila con mis niñas en el parque y que puedan disfrutar y correr en la naturaleza. La buena educación que están recibiendo. Y la calidez y naturalidad del panameño. Admiro como celebran la vida con pasión, desde un cumpleaños hasta un partido de base ball.

Los paseos por el casco, los días en la playa, café con las amigas, los Tequeños, los pepitos y sobretodo poder ir caminando a donde yo quiera con tranquilidad.

– Disfrutar del silencio en la Biblioteca Nacional, caminar en el Parque Omar, ver el Pacífico desde mi apartamento y desde el techo de mi edificio en donde está la piscina, Athanasius, Orgánica, el Casco Antiguo de noche, y por supuesto, la tranquilidad de que mis hijos estén en un buen colegio y que puedan tener las actividades vespertinas que les gustan (y todo cerca). ¡Ah sí! Poder pedir una buena pizza para que la traigan a mi casa y tener una variedad de pizzerías muy buenas cerca (San Francisco).

Los contrastes del Casco Antiguo, ver todos los dias la rayita del horizonte del Pacífico, lo increible que es el canal, el rainforest de gamboa, la mezcla de culturas, la salsa de ruben blades, se respira progreso, sentir que hemos sido bienvenidos, y sobre todo Panama Kontacts. La Iglesia San Francisco de la Caleta y el padre Manuel. Se siente paz como estar home.

A mi algunas de las cosas ( muy del día a día) que me hacen sentirme “home” son la amabilidad de los conserjes de mi edificio, las galletas de chocochip de Mirandas Bakery, las baguettes de Felipe Motta, el conocerme el super de memoria y poder hacer la lista en el orden de los pasillos, el tener el telefono del de los pepitos y llegar por mi pedido sin hacer cola, el hecho que mi hijita se vaya feliz en patineta todas las mañanas a Little Steps con su amiguita, saber que va a haber Massimo Dutti y PF Chang´s, y por supuesto un almuerzo entre semana con mis amigas.

Si yo ya he llegado al punto que cuando voy a México a los 15 días ya extraño estar aquí porque sé que es mi hogar y ya lo siento así.
Lo mejor de todo es cuando en un país ajeno llega tu primer bebé!! Con esto no extrañas nada más, ahora estoy en casa!

Que buena reflexión o planteamiento. En mi tu consulta ha calado muy hondo, como creo ver que ha sido en la mayoría. Que buen disparador de tantas respuestas geniales, interesantes, profundas. Creo que lograste que cada una de nosotras como extranjeras en Panamá se conectara con muchos aspectos íntimos y no tanto, del día a día, de lo cotidiano. Genial!!!! En lo personal, luego de casi 6 años en Panamá lo primero que me permitió echar cable a tierra fue tener a mi hija aquí, ya ese hecho me hizo conectar con Panamá de una forma especial…y será eterno el amor y agradecimiento por brindarme lo más sagrado que tengo. Lo que siempre hablo con mi esposo es que no importa si la ciudad por momento está colapsada, a minutos uno tiene paisajes increíbles, bastante vegetación tropical, ese verde abrumador o ir al causeway y ver el mar color esmeralda. Esos contrastes que te permiten reequilibrar rápidamente. Y que no decir de San Blas……..es mi rincón en el mundo, Boquete, Pedasí, Bocas del toro (playa de las estrellas) o ir a cualquier playa por el día, ese mar cálido con playas naturales que parecen algunas casi vírgenes. Como dicen aquí todos somos “jóvenes”, y como también alguien dice formar círculos de amigos en relaciones que nos hagan sentir bien, nos complementemos, sigamos creciendo y cultivándonos.

¡Te queremos Panamá!

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

Estuve en el Cielo

Otras cosas que hice por primera vez en mi reciente viaje a Venezuela:

– Ir a la legendaria playa sifrina / surfista de Todasana.

Todasana, Venezuela

– Un motorizado que venía en dirección contraria en la carretera (en medio de la montaña tropical) que parecía sacado de una película de acción: un gigante sin camisa, todo definido, del color de la noche. Menos mal que no iba manejando yo…

Lomas de Caruao , Venezuela

– El Cielo. En serio conocí el Cielo, ¡En efecto, existe! En palabras de alguien que estaba conmigo, mientras admiraba el paisaje: “Así es el Cielo. Tú te mueres, y vas pa’ Caruao”.

Good night …

Vista desde Lomas de Caruao en Venezuela

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

Las 11 ciudades de la eterna primavera

tropical-exteriorGuatemala, la ciudad de la eterna primavera, decía la presentación que nos estaba mostrando la profesora del curso que estoy tomando en Ciudad de Panamá. Nadie se dio cuenta, pero puse los ojos como huevos fritos, y un enorme signo de interrogación se formó encima de mi cabeza. Inmediatamente oigo a mi amiga – quien es mexicana- comentando,  solo para mis oídos: Yo pensaba que Guadalajara era la ciudad de la eterna primavera, a lo que yo le respondo, y yo pensaba que era Caracas.

A todas le dicen lo mismo, me dice mi amiga, con voz de divertida indignación. Miren lo que dice wikipedia:

Ciudad de la Eterna Primavera es el alias dado a varias ciudades en Hispanoamérica. En líneas generales, estas urbes suelen destacarse por poseer climas agradables o benignos y soleados de poca variación térmica de estación a estación. La localidad más antigua conocida con el epíteto es la ciudad de Tarragona, que recibió el mismo en la época romana. En América, existen algunas ciudades que, en sus respectivos países, se han ganado tan distintivo apelativo:

Bandera de Colombia Medellín, Colombia

Bandera de Guatemala Quetzaltenango, Guatemala

Bandera de Venezuela Caracas, Venezuela

Bandera de Ecuador Quito, Ecuador

Bandera del Perú Trujillo, Perú

Bandera de Bolivia Cochabamba, Bolivia

Bandera de Chile Arica, Chile

Bandera de México Cuernavaca, México

Sin embargo,  sí hay una sola ciudad del eterno verano (Tumbes, Perú) y una sola  ciudad del eterno otoño (Valdivia, Chile). ¿Y ciudad del eterno invierno? Según lo que encontré, solo es parte del mundo fantástico, pero si saben de una, me encantaría saber cuál es.

Ahora me despido para seguir mi vida en la ciudad del eterno calor (irónicamente, los panameños le dicen “invierno” a la época de lluvias, por lo cual prefiero no decir eterno verano).

¡Que tengas un día inolvidable!

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

“Yo no quiero flintin con ese man” … palabras divertidas en la jerga panameña

imagesCAFD3OF1

Estoy leyendo en el Wikcionario los significados de algunas palabras de la jerga panameña, cuando me encuentro con esta frase, que aunque no he oído, me pareció muy simpática:

Bravos de Boston = El mejor de una profesión. Dedicado a los Bravos de Boston de 1914.

También está ésta, conocida, que me recordó a Caracas:

Falta de todo= Versión moderna de la famosa frase venezolana popularizada en los 80 “falta de glamour”. Significa falta de respeto, falta de ética, falta de elegancia, falta de clase, falta de consideración, falta de… todo.

La siguiente está divertidísima:

Flintin= Proveniente de el Patois, referente a una pareja peleando, donde la mujer le tira cosas al hombre, en inglés Jamaiquino (patois) “flying things” , usado para describir un problema, conflicto o pelea. “Yo no quiero flintin con ese man”.

O ésta :

Guapin/Juatapin = Saludo que indica qué pasa. Del inglés “What happened?” / “What is happening?”

Ésta sí la oigo a cada rato:

Man= Literalmente se traduce “hombre”, pero se usa para referirse a cualquier persona, incluso mujeres (la man). También se usa de muletilla. (ej. Pero es que, man, no quiero ir)

Lo más sorprendente es que el plural de man es … ¡manes! No, eso no es lo más sorprende, sino más tarde cuando lees la portada de un libro que dice “¡El man está vivo!” y te quedas ” ¿ ?”  Pero te acercas un poco más y ves que es un libro religioso y que el “man” es … ¡ Jesucristo !

Por Michelle Lorena hardy – Chicadelpanda.com

Datos para manejar en Panamá -humor-

1351737293781_funny-pictures

Recomenzar de nuevo; esta vez no me refiero a una cuestión inspiracional o de auto ayuda. Este post es un cuentito de un asunto totalmente terrenal: la licencia de conducir panameña.

Estoy haciendo un curso online obligatorio para sacarme la licencia en Panamá. ¿Y usted sabe manejar? Me preguntó la persona que me atendió cuando llamé a pedir información. Imagínese, si llevo más de 20 años manejando.

Anyway, de tanto que nos hemos mudado de país a país, es la sexta licencia de conducir que me saco. Pero ¿Saben que es lo interesante de este curso? ¡Te da unos tips magníficos para manejar en nieve! Mi hija me dice ¡Mami, es que así sabes cómo manejar si vamos a otro país con nieve!  Muy buenos los datos del  black ice también; pero lo mejor de lo mejor es este dato: “preste atención a los siguientes factores climáticos” entonces, después de decir qué hacer en caso de  lluvia, niebla y similares, llegamos al calor:

“Calor: Evite la exposición al calor”.

 Ahí sí que casi me caigo de la silla por las carcajadas …  Aclaro, eso fue sin ninguna intención de ofender a nadie, jajaja, déjenme ponerme seria: lo tendré muy en cuenta.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Una hora solo para mí este fin de semana

DSCF3494

No es que sea el colmo de la insensibilidad y hayan puesto un cartel alertando a los conductores que hay  policías muertos, no. No hay cuerpos ni cadáveres. A lo que en Panamá se le llaman “policias muertos” es a lo que en Venezuela se llama “policías acostados” o “burros acostados”  (“topes” en México, o speeding bumps en Estados Unidos).

DSCF3566

Hoy es viernes y tengo todo el propósito de imitar a nuestra gata Trufa: buscar un sitio que me guste y relax … por lo menos por una hora seguida completita, pues qué creen, el fin de semana completo es misión imposible, soy mamá después de todo. Lo que sucede  es que me he dado cuenta que como los fines de semana no tengo ni un minuto sola, me entra el bichito de la hiperactividad: sigo y sigo haciendo cosas non-stop todo el fin de semana. ¡Qué locura! ¿No? ¿No se supone que el fin de semana debería ser para relajarse? Es que en mi caso la situación es al revés, porque es de lunes a viernes que tengo medio día kid-free. En otras palabras, mi default mode, lo que me sale por inercia, es más trabajo los fines de semana, y no menos.

Así que este fin de semana voy a hacer stop a esa costumbre. Me voy a tomar una hora completica para mí sin interrupciones  para hacer reset (léase “sin niños”).  No me había dado cuenta que los fines de semana también necesito tiempo para mí misma. ¿O más bien será que sobre todo los fines de semana necesito tiempo para mí misma?

 

 Chicadelpanda.com

@chicadelpanda

En estos días urge aplicar las tres Rs para reducir el volumen de basura en Panamá

n47305107795_603

La basura no se va y desparece. Hoy en Panamá, por ejemplo, estamos respirando nuestra basura.

La basura de Panamá no se clasifica. Eso quiere decir que se están quemando pilas, artefactos eléctricos, plásticos, metales, etc, etc en el incendio del vertedero del Cerro Patacón. Se están emanando sustancias tóxicas que “no matan nadie si las respira” como dijo un funcionario. Asumo que ese funcionario considera que un recién nacido con insuficiencia respiratoria, por ejemplo, no es gente. Asumo también que las muertes que pudieran ser ocasionadas dentro de unos años por las sustancias cancerígenas que estamos respirando tampoco cuentan. Pero basta de ver el lado negativo, veamos el positivo.

Primero, apoyemos la petición de declaración de emergencia ambiental en http://www.peticiones24.com/emergencia_ambiental_por_incendio_cerro_patacon Sólo toma unos minutos.

Segundo:  Tomemos medidas de precaución, sobre todo en el caso de niños y adultos mayores (ver post anterior a éste; acotación, ya encendimos el aire acondicionado).

Tercero: ¿Qué podemos hacer para reducir el volumen de basura? En este momento es más urgente que nunca hacerlo, no solo por el futuro lejano, sino por el cercano: ya han repetido las autoridades que la recolección de basura va a ser insuficiente en los próximos días y que la población debe clasificar la basura, es decir, solo botar los desechos orgánicos. Todo lo demás, plásticos, cartones, -según dicen las autoridades- hay que guardarlos en la casa hasta que la situación se “normalice”.

Pero eso no es así de sencillo. Hay que tomar en cuenta las tres Rs pues de otra manera vamos a terminar con un basurero dentro de la casa, en vez de afuera en la calle. Por otro lado, no es sólo “cartones y plástico” lo que contiene la basura que no es orgánica.

Las  tres Rs son:

Reducir: reducir las compras todo lo que se pueda, especialmente, las que  tienen muchos empaques, y las que generan volúmenes de basura, como los envases de plástico, por ejemplo.

Reusar: si urge comprar algo, pensemos comprar artículos usados, ya que usualmente vienen sin empaques. Se pueden comprar por internet y en algunos establecimientos en la ciudad. También pensemos en la opción de alquilar, pedir prestado u ofrecer prestar algo a alguien que lo necesite. También se pueden devolver artículos para que sean reusados, como por ejemplo los ganchos de tintorería. En la casa se pueden reusar las servilletas de tela y los trapos de limpiar para no tener que comprar ni desechar papel.

Reciclar: guardar los potes de plástico, cartones, papel, metal y vidrio para la próxima feria   Yo reciclo o usar la creatividad para reciclarlos en casa. Hay sitios, como en el Super 99 de Punta Pacífica y el Riba Smith de Bella Vista que recolectan papel en general, papel periódico y tetrapak para ser reciclados. Las pilas, guardarlas en un recipiente de plástico con tapa. Los electrónicos, guardarlos hasta que haya una jornada de recolección. Si no se puede dejar de comprar vidrio, usemos nuestra creatividad para reusarlos en casa.

Hay otra R importante: Rechazar. Quiere decir rechazar las cosas que te dan gratis o regaladas que no necesitas y que van a hacer que generes más basura.

En estos días urge reducir la cantidad de basura generada en Ciudad de Panamá, pero podemos aprovechar y prolongar estos hábitos más allá de esta contingencia. Al fin y al cabo, la basura, no se va; o vuelve a nosotros, o se va a contaminar a alguien más.

Por Michelle Lorena Hardy –   Chicadelpanda.com

Secar ropa sin secadora

TENDEDERO_CON_ALAS_INOX_TANGO-1334854208

No me van a creer, pero hace unos años yo no sabía secar la ropa sin secadora. Cuando llegamos a vivir a nuestro miniapartamento en Milán, hace ya unas vidas atrás, de lo primero que me di cuenta era que no había secadora. Esto fue mucho antes de que empezara a preocuparme por el estado del planeta, y que empezara a cambiar mis hábitos diarios por unos más conscientes, así que para mí fue un shock cultural total. ¿Secadora? ¿En Italia? Esa palabra era prácticamente una grosería, un aparato extraño que la gente conocía del mismo modo en que yo conocía la nieve. Es decir, algo bien exótico, que habían visto solo unas cuantas veces en sus vidas y probablemente solo por televisión.

Pero a mí no se me ocurrió preguntarle a nadie cómo secar ropa sin secadora, ni buscarlo en internet. Así que procedí a hacer como había visto en televisión (exceptuando ropa delicada, nunca había colgado ropa hasta ese momento; en la casa de mis padres eran totalmente prosecadora) y me puse a colgar todo con ganchitos, como si estuviera colgando la ropa de una cuerda, cuando en realidad tenía una parrilla o un tendedero  de esos que se ponen en el piso y se abren, por lo que, aparte de la ropa íntima, no hacía falta usarlos.

Fue ya cuando nos mudamos a Chile, cuando vi cómo lo hacía la señora que me ayudaba en la casa, que me di cuenta de la estupidez que había hecho en todos esos meses en Milán. Hubiera podido invertir la mitad del tiempo colgando la ropa, si no hubiera usado los ganchitos para la ropa grande (es decir, todo lo que no fuera ropa interior).

Ahora en Panamá tengo un tendedero (del tipo que se abre en el suelo) y uso poco la secadora. Aparte de las razones ecológicas (por aquello de Reducir el consumo), es conveniente este método pues, como dicen en la página de Ehow, “los secarropas pueden encoger la ropa, provocar el desgaste de las telas y crear arrugas persistentes, si la ropa no se quita de inmediato de su interior. También consumen energía que aumenta tu factura de servicios públicos. Colgar la ropa en la línea no cuesta un centavo y deja la ropa limpia y sin arrugas”.  

Un detalle importante que no nombran en la página de Ehow es que la ropa debe secarse en un sitio ventilado, pues de otra manera se corre el riesgo de que aumente la humedad dentro de la casa, con los subsiguientes problemas de salud ( fuente BBC) , como asma y alergias. Por ello, en la época de invierno, o si tienes aire acondicionado en tu casa, hay que tomarlo en consideración.

Yo tengo el tendedero junto a la lavadora, la cual está al lado de unas ventanas que siempre están abiertas al fondo del área de la cocina (la cual está separada del resto de la casa por una puerta). Por supuesto, si es posible, es mejor secar la ropa afuera de la casa.

Espero que les hayan servido los datos, y aquí les dejo la página de Ehow Cómo secar ropa sin secarropas para más tips.

Por Michelle Lorena Hardy  –  Chicadelpanda.com