Papa Francisco: la prioridad de la Iglesia debe ser proteger a sus feligreses más pequeños

papa-francisco-i-jorge-mario-bergoglio

Papa Francisco: todos los criminales sexuales, así como quienes los ocultan, deben ir a prisión. Especialmente si son sacerdotes, especialmente si son pedófilos, especialmente si tienen posiciones de poder.

Vivía yo en México cuando se descubrió que Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo, era pedófilo. Vivía yo en Chile cuando se descubrió que el conocido sacerdote Fernando Karadima también lo era. Pero esa historia de niños víctimas y sacerdotes criminales apenas se está destapando en los últimos años. Lamentablemente lleva mucho tiempo de encubrimiento. (Si quieren saber más al respecto pueden ver el documental de HBO Mea Maxima Culpa – Silence in the House of God, link al final del post).

Haber vivido en seis países ha hecho que en varias ocasiones -cuando he estado a punto de mudarme- algunas personas hayan decidido revelarme sus secretos. Imagino yo que es porque saben que no me van a ver más. Imagino yo que es porque quieren que alguien los vea como son, aunque sea una vez, y dejar de esconder esa cicatriz en el alma que alguien les dejó cuando eran niños.

Una persona una vez me dijo que había sido abusado/a por sexo oral cuando era niño/a repetidas veces. También me dijo que antes de saber que alguno de sus hijo/as tuviera que pasar por algo así, ni siquiera una vez, prefería verlo muerto/a.

El abuso sexual a menores de edad es un crimen. Es una puñalada en el alma que deja una cicatriz permanente. Inclusive si son adolescentes (he oído por ahí a gente ignorante que cree que si son adolescentes “no es tan malo”).

Soy mamá y pienso que como tal tengo el deber de proteger a mis hijos. Pienso que ese mismo deber lo tiene la Iglesia Católica respecto a sus feligreces, especialmente a los más frágiles, especialmente a los más pequeños. Y para hacerlo, los abusadores deben estar tras las rejas.

Link al documental de HBO : Mea Maxima Culpa – Silence in the House of God

Por Michelle Lorena Hardy –  Chicadelpanda.com

Las memorias de una bebé

Mi hijo de año y medio encontró el zapato de una Barbie de su hermanita,  y se lo trató de poner él mismo. La situación me pareció más loca que de costumbre ¡Qué cuchi! dije, pero al mismo tiempo estaba consternada.

Hoy leí esto que escribí a mi hija mayor cuando ella tenía dos años…

Cuando estábamos poniendo el nacimiento, y  te estaba explicando que íbamos a hacerle una casita al Niño Jesús, tú saliste corriendo  a buscar tu cobija para hacerle una casita,  como la que te hace tu papi, como si fuera una tienda de acampar. Luego trataste de abrigar al Niño Jesús con ella… el único detalle es que el Niño Jesús era de 5 cm y la cobija era para una persona normal.

 Cuando fui a comprarme unos zapatos, tú te empeñaste en probártelos también, y cuando por fin me los compré, no hubo manera de sacarte de la tienda sin que los tuvieras puestos. Estuviste caminando por todo el centro comercial con mis zapatos nuevos, hasta que te cansaste. 

Solo han pasado cinco años de estas anécdotas y ya se me habían olvidado por completo. Creo que fue buena idea anotarlas, así, un poco a lo loco.  En el momento que ocurren los momentos especiales, estos parecen inolvidables, pero no es así. El poder echarle cuentos a mi hija de cuando era bebé, así como mostrarle videos y fotos de esa época, ha ayudado a mitigar los celos, porque aunque tiene casi siete años, no se quiere quedar atrás en ser divertida. Además, es muy sabroso leer las memorias de una bebé.

@chicadelpanda

chicadelpanda.com