Pedaleando en mi bicicleta

Desde que me mudé a las afueras de Querétaro, salgo casi todos los días en bicicleta a comprar en las tienditas cercanas. Es uno de esos grandes privilegios que tengo hoy día, y que aprecio mucho, pues es algo que no se puede hacer en todas partes. Por otro lado, ayudo tanto a mi salud, como a la del planeta.

Amo mi bicicleta y ella me hace feliz!

Anuncios