Safi la gatita

Antes de mudarnos de apartamento, les dije a mis hijos que íbamos a adoptar una gatita. Quería que vieran el cambio como algo bueno, y hasta yo misma quería tener algo con qué ilusionarme. He leído muchos blogs de personas que se han divorciado, y en uno de ellos la autora hablaba de cómo le había ayudado su perro. Nosotros ya habíamos tenido a una gata por nueve años, así que optamos por buscar una gatita.

Me metí en un grupo de adopción de perros y gatos en Facebook, y poco después conseguí la gatita que buscábamos. El muchacho que la estaba poniendo en adopción tenía en su imagen de fondo a un personaje de unas caricaturas que R, mi hija de trece años, adora, así que pensé, ‘es una señal!’.

Los tres nos hemos encariñado con ella. Le pusimos de nombre Sapphire (Zafiro), que es el personaje de Steven Universe que tenía el muchacho que la dio en adopción, en su muro de Facebook. Le escribí para contarle cómo la habíamos llamado, y resulta que la mamá se llamaba igual (ellos habían rescatado a la mamá, embarazada, de la calle).

Sapphire se convirtió en Safi rapidito, porque era muy largo de pronunciar, y ya ha contribuido mucho en nuestras vidas en las pocas semanas que ha estado aquí. Sobretodo, ha cambiado mucho la rutina de S, mi hijo de ocho años, pues a cada rato juega con ella, la carga y la acaricia.

Para mí ha sido fuente de distracción y hasta de calma. Qué lindo es tener una mascota otra vez.

Favor tomar precauciones con estos perros que parecen inofensivos

Mientras estaba en la playa mi mamá me mandó un mensaje terrible: la bebé de una persona conocida, había sido atacada por un  perro salchicha mientras dormía. Era la bebé de una mamá igual que yo, la misma cosa, una persona que ama y se preocupa por sus hijos. Estoy segura que, al igual que yo, ni se imaginaba lo terrible que pueden ser esos perros. ¿Quién se lo hubiera imaginado? Yo no. Ni tampoco ninguna de las personas que conozco que los tienen como mascotas.

Lo que pasó fue tan terrible que hasta pensé que tenía que haber alguien enfermo de la cabeza, un psicópata detrás de ello. Un animal doméstico, juguetón y cariñoso, no podía haber hecho eso. Luego recordé un video* que vi hace poco sobre la compasión en que decía que la lástima está en contra de la compasión. La lástima hace que te conmuevas, pero te inmobiliza. La compasión te conmueve, pero hace que vuelvas a tu estado inicial de una manera rápida, para ver qué se puede hacer.

Así que pensé, calma, deja de llorar. ¿Qué puedes hacer? No tenía la menor idea. Ok, empecemos por averiguar qué es esto. “Sausage dogs” escribí en internet. Poco después conseguí unos artículos. Nótese que no encontré ninguno en español y que estos son de 2008, lo cual podría explicar un poco la desinformación sobre este asunto.

Lista de los perros más peligrosos ( Dachshund es el perro salchicha).

Para más información vayan a los siguientes links:

Sausage dogs are the most aggressive dogs

Why sausage dogs are really just legged fiends

Por Michelle Lorena Hardy  –  Chicadelpanda.com

* La charla sobre compasión  está en ted.com,  Joan Halifax – Ted talk