La falacia de la palabra “mi“

Anoche soñé con mi bicicleta. Estaba caminando por un pueblito y me la encontré estacionada a un lado de la calle. Sin más, me subí a ella y me puse a rodar, como tantas veces he hecho.

De repente me acordé de algo: ‘pero si yo la vendí; esta bicicleta ya no es mía!’ La devolví, y seguí mi camino.

Me desperté sonriendo. Extraño mucho mi bicicleta.

Un momento. Eso está mal dicho. Esa bicicleta ya no es mía. Lo que extraño es rodar con ella.

La vendí porque a donde me voy a mudar no hay manera de usarla, ya que nuestro nuevo hogar estará en una colina, y mi bicicleta es de paseo.

Estoy dejando atrás mi depa, que me encanta, mi bici… stop. Ni es mi bici, ni será mi depa en menos de una semana. A veces a uno le queda corto el lenguaje, o a lo mejor es que el español está hecho para que uno se apegue a las cosas: “mi cosa, mi persona X …”

Ese mi X, que creo mío, es solo un préstamo, porque tarde o temprano, al igual que mi propia vida, en algún momento, dejará de serlo.

El domingo antepasado, mientras iba en mi carro, vi a la señora que había comprado la bicicleta. Estaba rodando junto a un niño pequeño, quien iba en su propia bicicleta, un metro más atrás.

Me emocionó mucho verlos. Fue como si la bicicleta hubiera tenido un bebé, y lo estuviera sacando a pasear. Casi me sentí orgullosa de ella. Sonriendo, seguí en mi carro y no la vi más.

Tips para simplificarse la vida

Algunas de las cosas que me han hecho la vida más fácil y sencilla últimamente son:

1- Tener la llave de la casa unida a la cartera por una cuerdita, y así no se me pierden más.

2-Poner un mueble para los zapatos en la entrada, para que los niños y no tan niños los dejen al llegar (no más zapatos regados por toda la casa).

3-Comprar un filtro de agua, ya que elimina la necesidad de botellones.

4- Colgar la ropa para que se seque directamente en sus ganchos y así se seca ya lista para el clóset.

5- Comer todas las noches dos ciruelas pasas y así olvidarme del estreñimiento.

6- Tomar todas las noches vinagre de manzana y así olvidarme de la colonitis (2 cucharadas de vinagre de manzana, jugo de medio limón, 2 cucharadas de miel, agua caliente). Puedes investigarlo, no me tomes la palabra pues no soy profesional de salud.

7-Poner nueces, cereal, etc., en frascos transparentes, a la mano.

8- Leer los comentarios y “me gustas” de este blog!! Jaja, no mentira, eso no me hace la vida más fácil, pero sí más feliz y quería incluirlo aquí.

Hasta la próxima.

Los libros de Marie Kondo

Este post es para los que tienen algo o mucho de personalidad obsesiva (de otra manera, te va a parecer un horror). Si eres un poco maniático de la organización, te va a encantar mi nueva gurú.

Se llama Marie Kondo, es japonesa y organiza hogares de manera profesional. Tiene dos libros: The life -changing magic of tidying up, the Japanese art of decluttering and organizing (La Magia del Orden, en español) y Spark Joy, an illustrated master class to the art of decluttering and organizing (en español, La Felicidad después del Orden).

En mi opinión, el primero es el mejor libro de minimalismo que haya leído. Es divertido y ella es todo un personaje. El segundo, si ya es para minimalistas extremos. No se dejen llevar por su imagen tierna, ella es estricta!

Aunque debo admitir que cuando lei la parte en que dice que la ropa interior debería ser guardada en degradación de colores, puse la raya, y dije “hasta aquí!” mientras al mismo tiempo pensaba, “jaja, de verdad existe alguien más loca que yo!”

En mi opinión el tip más práctico de todos los que ella da, es el de doblar la ropa en tres y guardarla una al lado de la otra (no como usualmente hacemos, poniendo una camisa sobre otra, por ejemplo). De esa manera la ropa no se arruga, puedes tomar lo que quieras sin tener que estar moviendo lo de arriba, y además, tu closet se ve bello!

Ya saben, les recomiendo ambos libros, pero solo si tienes una pizca de OCD. Si ese es tu caso, vas a encontrar tu nueva adicción.

Que tengas un gran día!

Una simple taza de café

“De verdad, algunas cosas son difíciles de hacer sin plástico;  hacer una taza de café no lo es”.

Annie Leonard

Soy de las que se sale de su camino para pedir café en una taza de verdad, pero no siempre fue así. La primera vez que vi a alguien que tuviera esa costumbre fue en Caracas, en la pastelería Danubio. Me encontraba con una amiga, y ella tenía el empeño de que el café se sirviera en una taza. A mí me pareció muy interesante; tomar café debería ser como tomar té en Inglaterra, o en Japón, un momento importante en que detenemos el mundo para disfrutar (tomar el café en un vasito, con una tapa que no te deja ni olerlo, va en contra de ese propósito).

Ahora, si lo que quieres es llevarte el café para otro lado, puedes llevar tu propio vaso de acero inoxidable con tapa (lo cual tampoco es complicado); y si eres fan de Starbucks, y se te olvidó llevar tu vaso reusable, puedes pedir que te lo sirvan en un mug o taza grande (yo lo hice muchas veces y nunca tuve problemas).  Aquí en Panamá, mi sitio favorito para tomar café es Athanasiou: siempre me lo sirven rico, y por supuesto, en tazas de verdad.

 index<a

@chicadelpanda

¿Cuántos libros tendría tu biblioteca?

Walker Library, Minneapolis, Minnesota, Usa

Hace unos años abrí una cuenta en Goodreads y luego la cerré. Pero a finales de 2014, debido a la publicación de Siete Maletas, decidí abrirla de nuevo. Esta vez añadí las reseñas de libros que he realizado a través  de los años, y tuve  un resultado sorpresa: por ahora, soy la #1 Top Reviewer en Panamá. Es como si por fin hubiera encontrado el jueguito on line en el que soy buena.

Para mí, que me he despedido de casi todos mis libros, ya sea por minimalismo o por mudanza, tener todas sus portadas en una biblioteca virtual es como tener un álbum de fotos: cada uno de ellos me trae recuerdos. Por otro lado, hay muchos libros que he sacado de bibliotecas públicas, o que han llegado a mí en formato digital, y que nunca hubieran estado en una biblioteca física de mi propiedad, así que tenerlos todos en un solo sitio, me encanta. Además… yo siempre he querido, o trabajar en una biblioteca, o tener una librería, así que es genial estar en Goodreads, porque es como vivir el sueño de manera virtual.

En Goodreads cada quien tiene una biblioteca general  (My books), la cual tiene tres “estantes” (shelves) básicos: Read (leídos) , Reading (leyendo) y Want to read (quiero leer), pero además puedes añadir los estantes que quieras, es decir, tú puedes crear tus propias categorías. Yo añadí, (en el estante de libros leídos), uno que se llama Picture Books (libros con ilustraciones) en donde incluyo desde comics hasta libros álbum. Este estante es muy especial para mí, porque me trae recuerdos de risas y sonrisas, no solo de cuando era niña o adolescente, sino también de los momentos compartidos con mis hijos leyéndoles libros para dormir.

Se pueden hacer muchas cosas en Goodreads: seguir a autores favoritos, ponerles estrellas  a los libros, recibir recomendaciones (basadas en esas estrellas), enterarse de eventos y promociones, etc. Pero lo mejor es compartir con amigos, leer sus opiniones, las citas que les gustan, los libros que les interesan. Hace tiempo, la gente decía que con ver los libros de la biblioteca de la casa de alguien, te podías hacer una idea de quién vivía allí. Ahora, con la llegada de los libros electrónicos, esa suposición no aplica, y en mi caso,  con tantos amigos que tengo desperdigados por el mundo, lo más probable es que no llegue a conocer sus casas, y aún si lo hiciera, es muy probable que muchos de ellos hayan dejado atrás sus bibliotecas, al igual que yo.

Si eres amante de los libros, aquí te dejo un tutorial corto y facilito, para que tengas tu propia biblioteca virtual. ¿Cuántos libros tendría tu biblioteca? ¿No te gustaría saber?

¡Ya está disponible “Siete Maletas” en Kindle! Gratis por 5 días

Con mucha felicidad les anuncio que

¡Ya está disponible “Siete Maletas” en Kindle Amazon!

Estará gratis del 22 al 26 de noviembre

para que lo bajen y compartan con sus amigos

(mientras más downloads tenga el libro, mayor será su ranking).

¡Que tengan un día espectacular!

Para bajar la aplicación gratis de Kindle haz click aquí: http://amzn.to/1tQtMr

Para bajar el libro haz click en la imagen. ¡Gracias infinitas por tu apoyo!

 

Qué esperar cuando estás esperando un libro – bebé

Qué pena con mi vecina. Me turno con ella para llevar a los niñitos al colegio, y no hay manera que abra la puerta de mi casa cuando ella los viene a traer, sin que vea hacia adentro de mi casa. Miren esta foto y cambien los personajes de Winnie the Pooh por Angry Birds, y en vez de juguetes de bebés, son Minions y Equestria Girls. Así más o menos ha estado mi casa los últimos días. El otro día le dije “tú imagínate que nunca viste esto” y ella me responde “sí, como en Men in Black, me imagino que me estás apuntando la pistolita que  le borra la memoria a la gente” y yo “¡exacto!” y me río con ella. Menos mal que hablamos el mismo idioma.

Lo que sucede es que he estado trabajando en el libro y ya ¡por fin hoy lo envié a Amazon! Dicen que se tardan entre 12  y 48 horas para que lo aprueben y esté disponible a la venta (cruzar los dedos por favor). Es entonces cuando seleccionaré la opción de promoción que hará que el libro salga gratis por cinco días.

En Kindle me piden que haga una descripción del libro. Lo que hice fue hacerla, y además, añadir el prólogo de Maria Sofia Hernández Calanche +  unas palabras bonitas que escribí sobre mí :  )  . Aquí les copio lo que envié a Amazon, para que tengan una idea de lo que trae el libro y de quién es la que teclea desde Panamá.

Puedes bajar la aplicación de lectura de libros de Amazon Kindle completamente gratis  (la cual puedes utilizar desde tu computadora, Ipad o Iphone) en este link: Kindle Download

 

 

 

“Este libro será un gran apoyo para todos los que decidan emprender una aventura,

sea emigrar, casarse, tener familia, o simplemente, vivir”.

Prólogo de Maria Sofía Hernández Calanche:
Leer Siete Maletas fue como tener una ventana al hogar de la autora, poder sentirme parte de cada una de sus experiencias y vivir un pedacito de cada una. Es hermoso, muy completo, con anécdotas que revelan las dificultades y maravillas de ser madre y esposa. Leerlo es como descubrir un milagro nuevo a cada instante; hace sentir que los hijos son capaces de crear universos increíbles solo con una pregunta o un pensamiento, y te lleva a ser tolerante con las diferentes nacionalidades y sucesos acontecidos en cada país. Estoy segura que será un gran apoyo para todos los que decidan emprender una aventura, sea emigrar, casarse, tener familia, o simplemente, vivir.

————————-

Descripción:
Siete Maletas, Nuestras Anécdotas en el Exterior, de Michelle L. Hardy, es un libro de memorias que entre risas y lágrimas narra las experiencias de la familia de la autora en cinco países, durante un período de once años, desde 2003 hasta 2014. Comienza con el inicio de su blog personal, poco después del fuerte terremoto de Chile en febrero de 2010, mientras vivía en su cuarto país en el extranjero. Buscando encontrar un sentido a lo que ha vivido, la autora relata sus experiencias presentes y pasadas. Recuerda por ejemplo, el apagón del Noreste de Estados Unidos cuando vivía en New Jersey, los huracanes en Miami, el Cerro Ávila en Caracas, Venezuela, los paseos en Milán, Italia, las jacarandas en Guadalajara, México y los picos nevados de la majestuosa Cordillera Andina en Santiago, Chile. Sin embargo, el sol sobre el cual giran sus planetas son sus dos hijos, y por ello el libro está salpicado, tanto de anécdotas infantiles divertidas, como de las suyas como mamá, a veces haciendo las cosas bien, a veces haciendo las cosas mal.
Posteriormente la escritora se acuerda de su tatuaje, y retoma su significado, para darle un rumbo diferente, tanto a su quehacer diario, como a sus escritos. Comienza así un proceso de cambio de hábitos para tener un estilo de vida más simple (simplicidad voluntaria), amigable con la naturaleza (más verde, o ecológico) y minimalista (reduciendo la cantidad de bienes materiales). Luego deciden mudarse a Panamá solo con las maletas, por lo que pasan varios meses desprendiéndose de sus cosas y obteniendo insospechadas enseñanzas.
Llegan a Panamá en 2012, en donde, a pesar de ser un país tropical muy similar a su país de origen, se llevan shocks culturales de todo tipo. Más adelante, la proximidad de los cuarenta años, y luego la superación de esa fecha, la obligan a reflexionar sobre el paso del tiempo.
Siete Maletas también habla de la fragilidad de la vida y de los diferentes duelos por los que se atraviesan como ser humano en general (los personales) y como emigrante en particular, (el correspondiente a haber dejado un país que aún se ama instintivamente, así como los relacionados con otros países que se ha aprendido amar). Siete maletas es un libro muy humano, que te encantará leer.

———————————
Sobre la autora: Michelle L. Hardy

Es venezolana y vive con su esposo, sus dos hijos y una gata, en una gran torre con vista al océano y sonidos de tambores, en Ciudad Panamá. Hace mucho tiempo se graduó en Estudios Internacionales en la Universidad Central de Venezuela, y hace no tanto tiempo, obtuvo un Diplomado en Creación Literaria en la Sociedad General de Escritores de México. Actualmente escribe los blogs Chica del Panda y Rayos de Colores, así como colabora con Inspirulina. Le encantan las palabras y le gustaría aprender muchas más, por eso agradece tanto las que le regalas cuando comentas lo que escribe.

http://www.chicadelpanda.com
@chicadelpanda

¡Pronto llega a Kindle el libro Siete Maletas!

Aquí les dejo una muestra de las 220 anécdotas del libro “SIETE MALETAS,” que entre risas y lágrimas describe nuestras experiencias en el exterior.

¡SIETE MALETAS estará pronto disponible en Amazon Kindle!
(¿No tienes la aplicacion de Amazon Kindle? Bájala gratis aquí http://amzn.to/1tQtMre | la puedes usar en tu computador, Iphone, Ipad, Android…)

 

——————————

NIÑAS GLOBALIZADAS

Estoy con R en un parque, cuando una niñita de más o menos la misma edad se le acerca y le dice:
-Me llamo Matilda ¿Quieres jugar conmigo?
-Sí claro.
-¿Quieres jugar a los países?
– Mmmm… Qué tal si mejor jugamos a…
Entonces yo intervengo y le digo, “pregúntale cómo se juega, a lo mejor te gusta”. Así que mi hija le dice:
– Bueno, ok.
Se van un poco más lejos, pero yo todavía las oigo. Matilda dice:
– Tú vas a ser un país y yo otro, escoge un país.
– ¡Caracas!
– ¿Qué es eso? ¿Estás segura que es un país?
– Mmm… No, como que es una ciudad.
-Tiene que ser un país.
– ¡África!
-¿Estás segura que es un país?
-Nooo…
-Tiene que ser un país.
-¡México!
-¿Estás segura que es un país?
-Sí, yo viví ahí.
-Le voy a preguntar a mi nana.
La niñita le pregunta a la nana, “¿México es un país?” quien verifica, “Sí, México es un país”, así que Matilda le dice a mi hija:
-Muy bien, México sí es un país. Tú eres México. Yo soy París.

 

Meditaciones guiadas fantásticas

images

Ahhh… aquí estoy de nuevo en mi burbuja… escribiendo el blog, quiero decir.

Hace como cinco años salí a una cena con otras expatriadas venezolanas y mientras estábamos en el carro rumbo al restaurant, una de ellas  (a quién acababa de conocer) dijo, dirigiéndose a mi amiga y a mí, que le gustaban los nombres de nuestras hijas, porque eran nombres fuertes, con personalidad (ella misma era fuerte y extrovertida, una persona muy agradable, y tenía unos cinco años más que yo, es decir, alrededor de los cuarenta, como yo ahora). Luego continuó diciendo -como quien cuenta que todas las semanas va a la peluquería- que tanto ella, como prácticamente todas las amigas de su edad, tomaban antidepresivos.

En ese momento, pensé – más no lo dije- ¿Será que para allá vamos todos? Ella era una persona exitosa en su  trabajo, incluso, con un negocio propio, con su propia familia, con hijos. ¿Qué onda? como dirían los mexicanos. Su comentario hizo que me pusiera en guardia: si a esta mujer tan echada pa’lante, le está pasando esto, pues le puede pasar a cualquiera.

Sí se me ha puesto un poco turbia la visión (metafóricamente hablando) y por eso no he escrito. ¿Es una cuestión de tomas de decisiones erradas? ¿De una casualidad?  ¿Será que es el cliché de la crisis de los cuarenta? ¿Inmadurez? ¿Por qué es que tantas cosas que antes eran claritas -claritas ya no lo son?

A pesar de tanta incertidumbre,  debido a que he hecho un gran esfuerzo en simplificarme la vida, tengo un recurso que me he ganado con mucho esfuerzo: se llama tiempo. Por ello he estado meditando, desde hace más de seis meses, a diario. Al principio lo hacía sin música, sin guías, por veinte minutos, y luego media hora diaria, e incluso una hora o más, en  los días de mayor desubique espiritual y emocional. ¿Me ha ayudado? ¡Sí, sí y si! Incluso muchas cosas están empezando a aclararse y a transformarse para mejor; pero es un proceso que está lejos de terminarse.

Ahora, los datos de qué videos he utilizado para meditar de manera guiada (decidí que si quería meditar más de veinte minutos necesitaba una voz que me hablara, porque de otra manera no iba a aguantar, y ha resultado magnífico). Los que más he utilizado vienen de dos fuentes creadoras: Paul Santisi y The Honest Guys.

-Paul Santisi es un americano muy intenso y motivado, de esos que te van a repetir mil veces que eres lo más maravilloso del mundo (lo puedo oír diciendo You are AWESOME!!!) y es excelente para momentos críticos en que necesitas power up.  Él usa unas técnicas de sonido que llama 3D sound que hace que te sientas cual Xavier en  X Men cuando se mete en cerebro y está tratando de llamar a los demás mutantes ¡Super cool!  Mis favoritos son Mind silence y I am, pero tiene variedad para todos. Hay que tomar en cuenta  que estos audios son largos y hace falta  bloquear una hora o más de tiempo para oírlos; (atención que hay algunos que no recomiendo como los del “energy coin”).

–  The Honest Guys son un par de ingleses y una inglesa. Uno hace la producción, otro es la voz de las meditaciones (también produce) y la parte femenina del grupo es la que escribe las meditaciones. La calidad es impecable, tanto de sonido, como de imágenes, como de redacción. Tienen muchísimas meditaciones guiadas, la mayoría de ellas cortas, y su objetivo principal es la relajación. La autora es fan de El Señor de los Anillos, así que han producido toda una serie de “Middle Earth Meditations” , sencillamente espectacular.

Al meditar fabrico como unas especies de bolsillos de aire espiritual  que me permiten hacerme responsable de mi bienestar emocional y, junto con esta manía de escribir este blog, me jalan hacia arriba a nivel emocional. Aquí te dejo los links con las meditaciones guiadas fantásticas que tanto me han ayudado a mí ¡Espero que las disfrutes!

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

 

“Lo que hace falta es el hueco, no el taladro”

8e7641dcd3c52ceb27772363bc9efbcfaf8f710a_389x292

Quiero creerle, así que voy a dirigir mis pensamientos hacia ese futuro que está prediciendo: que vamos a pasar, como humanidad, de una época de hiper consumo que caracterizó al siglo XX , a una época de consumo colaborativo en el siglo XXI. Los que no somos de la generación Y, oímos eso con esceptismo. Pero los nativos digitales  lo ven como lo más natural del mundo, es segunda naturaleza para ellos; o por lo menos eso dice Rachel Botsman.

El cambio se está realizando porque se están conjugando varios factores:

– Una renovada creencia en la importancia de la comunidad.

– Un torrente de redes sociales y tecnologías en tiempo real.

– La presión de preocupaciones ambientales que no se han resuelto.

-Una recesión global que ha hecho shock en el comportamiento de los consumidores.

Estamos entrando en una nueva era porque la tecnología hace que compartir sea divertido. Ella habla no solo de consumo colaborativo (como utilizar lo que no usamos en vez de dejarlo en nuestra casa agarrando polvo, o botarlo) sino también de compartir nuestro estilo de vida, como compartir el carro, o incluso alquilarlo. ¿Sabían que un taladro será usado en promedio, por 12 a 13 minutos en toda su vida? ¡Lo que se necesita es el hueco, no el taladro!

Rachel Botsman termina la charla con esta frase ¡Estoy en una misión para hacer que compartir sea cool!

@chicadelpanda

chicadelpanda.com