Ni una menos

Estoy escribiendo a las 4:40 am, llevo despierta desde las 3:15 am. A los pocos segundos de despertarme, oigo gritos que vienen de una casa vecina. Oigo la voz de dos mujeres, luego la de un hombre. Recuerdo que había anotado el número de denuncia anónima que nos dio el municipio de Corregidora en una charla en el colegio de mis hijos (089). Oigo un bebé llorando, pero no mucho. Se calla.

Llamo? No llamo? Aquí las matan Michelle. Los feminicidios no son solo en México, pero es aquí que me he dado cuenta de la gravedad de la situación, debido a las diversas campañas que hay contra la violencia de la mujer, así como del resurgimiento del movimiento feminista.

Llamo al 089 y me dicen que debo llamar al 911. Lo hago y a los pocos minutos llega una patrulla de policía. Me asomo a la ventana y veo que se estacionan a unas cinco casas más allá de la mía. Oigo la voz de una muchacha joven que llora y llora. Más o menos capto algunas frases de lo que dice: “yo solo pido… al papá de mi hijo a veces se le va de las manos… mi bebé, mi bebé… solo pido que… me dejó afuera, me dejó afuera”. La muchacha está emocionalmente devastada. Aparentemente el individuo ya se había ido cuando llegó la policía. De repente se hace silencio, y aprovecho a ir al baño. Cuando vuelvo a asomarme por la ventana me doy cuenta de que no era una patrulla, sino tres, y que están saliendo del condominio. Van dos primero, las sigue un carro normal (donde me imagino está la muchacha) y detrás está la tercera patrulla.

Cuando llamé al 911 solo me preguntaron mi nombre (no mi apellido) y mi teléfono, más nada. Estoy con lágrimas en los ojos, pero sé que hice lo correcto.

Favor tomar precauciones con estos perros que parecen inofensivos

Mientras estaba en la playa mi mamá me mandó un mensaje terrible: la bebé de una persona conocida, había sido atacada por un  perro salchicha mientras dormía. Era la bebé de una mamá igual que yo, la misma cosa, una persona que ama y se preocupa por sus hijos. Estoy segura que, al igual que yo, ni se imaginaba lo terrible que pueden ser esos perros. ¿Quién se lo hubiera imaginado? Yo no. Ni tampoco ninguna de las personas que conozco que los tienen como mascotas.

Lo que pasó fue tan terrible que hasta pensé que tenía que haber alguien enfermo de la cabeza, un psicópata detrás de ello. Un animal doméstico, juguetón y cariñoso, no podía haber hecho eso. Luego recordé un video* que vi hace poco sobre la compasión en que decía que la lástima está en contra de la compasión. La lástima hace que te conmuevas, pero te inmobiliza. La compasión te conmueve, pero hace que vuelvas a tu estado inicial de una manera rápida, para ver qué se puede hacer.

Así que pensé, calma, deja de llorar. ¿Qué puedes hacer? No tenía la menor idea. Ok, empecemos por averiguar qué es esto. “Sausage dogs” escribí en internet. Poco después conseguí unos artículos. Nótese que no encontré ninguno en español y que estos son de 2008, lo cual podría explicar un poco la desinformación sobre este asunto.

Lista de los perros más peligrosos ( Dachshund es el perro salchicha).

Para más información vayan a los siguientes links:

Sausage dogs are the most aggressive dogs

Why sausage dogs are really just legged fiends

Por Michelle Lorena Hardy  –  Chicadelpanda.com

* La charla sobre compasión  está en ted.com,  Joan Halifax – Ted talk