Lo que no sabía sobre el reciclaje

trash

La primera vez que oí que el reciclaje podía ser un problema, fue de voz de una amiga que vive en Irlanda “aquí es toda una polémica porque el material a reciclar lo exportan”. Ese día me quedé perpleja: ¿Lo exportan? ¿Para qué? De manera sencilla, ésta es la respuesta  (ver video The story of stuff,  La historia de las cosas): reciclar los desechos -sobre todo el plástico y electrónicos-  es un proceso muy intenso en mano de obra, por lo cual no sale rentable reciclar en los países desarrollados, en donde los salarios son altos. Por otro lado, es un proceso sucio: los plásticos y los electrónicos contienen tóxicos y contaminan, tanto a la gente que trabaja con ellos, como al medio ambiente en donde se encuentran.

Esa es la razón por la cual las campañas ambientalistas se enfocan en Reducir primero (lo que se consume), Reusar luego y de último, por allá atrás, en Reciclar.  El reciclaje debería ser la última opción, después de agotar todas las anteriores, sobre todo en lo que concierne a productos tóxicos como los plásticos y los electrónicos.

En mi opinión, pienso que no todo el mundo debe reducir el consumo (pues hay muchísimas personas con muy pocos recursos que deben aumentarlo)  y que a las tres Rs hay que añadir la palabra Compartir (ver post Reducir, COMPARTIR, reusar, reciclar ).  Aunque evidentemente no todo el mundo va a comenzar a compartir de un día para otro,  sí creo que ese pedacito de mundo en que nos toca vivir, puede mejorar si compartimos más.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com