La Virgen de la Rosa Mística y mi Virgen viajera

 

En unas fotos que tengo aquí en la computadora – que son apenas de octubre de 2006, pero que a mí me parece que fueron hace 100 años- encontré éstas de cuando fuimos a visitar el sitio donde se apareció la Virgen de la Rosa Mística en Montechiari, Italia. Es un lugar muy sencillo, pero muy bien cuidado. La gente llena botellitas de agua santa en la fuente donde se apareció.

La Virgen de la Rosa Mística que tengo en mi casa la compré una vez que fuimos a visitar el sitio donde vivió el Dr. José Gregorio (en proceso de beatificación) en Isnotú (Trujillo, Venezuela), y fue a ella a quien le prendí la vela para que  cuidara a mi mamá, que estaba en medio de la marcha del terrible 11 de abril de 2002 en Caracas, cuando abrieron fuego a los manifestantes, matando a no sé cuántas personas, y nosotros viendo todo por televisión.  Es la misma Virgen que inexplicablemente no se rompió el día del terremoto en Chile de la madrugada del  27 de febrero de 2010, y que mi esposo había puesto en un lugar muy alto para que nadie la alcanzara, ya que  el día anterior  se había roto,  y él la acababa de reparar. Es una de las pocas posesiones que nos ha seguido con tanta mudanza … y que espero que continúe con nosotros.

Por Michelle Lorena Hardy  – Chicadelpanda.com

Sheldon Cooper y Edward Cullen

Yo no sé si a ustedes les pasa, pero yo a veces tengo gente  imaginaria que me habla (sin que esté loca, pues) o se mete en mi vida. Últimamente está Sheldon Cooper (Big Bang Theory), jaja, la verdad es que solo imaginármelo me da risa. Como en el evento en el  último capítulo, en que él se detiene, a pesar de que ve el peligro inminente de la explosión, (del cual es el único que se da cuenta) a poner de cabeza la banderita del apartamento  que tiene pegada en el refrigerador, porque las reglas del apartamento dicen que hay que poner la bandera boca abajo cuando hay peligro.  Claro que me parece cómico porque me recuerda a mí misma cuando me detengo a hacer ciertos ritos o cuando tengo que seguir ciertas reglas que solo existen en mi cabeza (¡Al menos Sheldon las tienes escritas!). En fin.

Otro que se me aparece es Edward Cullen, y no, no es dándome un beso ni nada por el estilo. Es que a veces cuando atravieso el pasillo donde pasamos el terremoto -que es el que va hacia mi cuarto-, pues se me repite el asunto en la cabeza (la oscuridad, las paredes batiendo,  etc) y entonces, antes de que llegue la sensación de miedo, aparece la imagen de la película  (Twilight) cuando Bella recuerda el momento en que Edward la salvó del carro que la iba a estrellar. Y entonces lo veo, apareciendo de repente al lado de Bella, deteniendo el carro con una mano y luego saltando por encima del otro carro para irse…  así que no se me repite la sensación de miedo, sino que me siento segura.

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com