La Virgen de la Rosa Mística y mi Virgen viajera

 

En unas fotos que tengo aquí en la computadora – que son apenas de octubre de 2006, pero que a mí me parece que fueron hace 100 años- encontré éstas de cuando fuimos a visitar el sitio donde se apareció la Virgen de la Rosa Mística en Montechiari, Italia. Es un lugar muy sencillo, pero muy bien cuidado. La gente llena botellitas de agua santa en la fuente donde se apareció.

La Virgen de la Rosa Mística que tengo en mi casa la compré una vez que fuimos a visitar el sitio donde vivió el Dr. José Gregorio (en proceso de beatificación) en Isnotú (Trujillo, Venezuela), y fue a ella a quien le prendí la vela para que  cuidara a mi mamá, que estaba en medio de la marcha del terrible 11 de abril de 2002 en Caracas, cuando abrieron fuego a los manifestantes, matando a no sé cuántas personas, y nosotros viendo todo por televisión.  Es la misma Virgen que inexplicablemente no se rompió el día del terremoto en Chile de la madrugada del  27 de febrero de 2010, y que mi esposo había puesto en un lugar muy alto para que nadie la alcanzara, ya que  el día anterior  se había roto,  y él la acababa de reparar. Es una de las pocas posesiones que nos ha seguido con tanta mudanza … y que espero que continúe con nosotros.

Por Michelle Lorena Hardy  – Chicadelpanda.com