Sin bolsa por favor

Quisiera invitarte al grupo Chao Bolsas Plásticas de Facebook!

Acabo de publicar allí un link de la página web Treehugger en que hace referencia a la campaña a largo plazo que National Geographic lanzó en Mayo de este año 2018, con una bolsa de plástico en la portada, simulando un iceberg, con el sugestivo título “Planet or Plastic?”

Aquí en Querétaro supuestamente iban a prohibir las bolsas plásticas que entregan los supermercados, tienditas y mercados populares, en abril de este año, pero luego se echaron para atrás, no sé por qué.

Sin embargo, en unos cuantos sitios sí he visto que, o ya no entregan bolsas desechables, o tienen un cartel que te pide que traigas tus propias bolsas. También he visto con agrado que muchos cajeros de supermercados te dan las gracias por traer la bolsa y te dicen que ojalá todo el mundo las trajera.

Una vez le comenté a una de ellas en una tienda de conveniencia, que aquí no vendían bolsas reusables prácticas que fueran fácilmente transportables como las que yo tenía (que se doblaban pequeñitas) y ella me respondió un poco sarcásticamente: “pero si andan con mochilas, ahí pueden meter lo que compren”, y le respondí que tenía razón. En realidad son las ganas de hacer las cosas.

Hasta el próximo post!

Sin popote por favor

En México me he fijado que hay una campaña muy bonita en restaurantes, para que los clientes dejen de usar popotes.

Qué es un popote?

También conocida como: absorbente (Cuba); bombilla (Argentina, Bolivia, Chile); calimete (República Dominicana); cañita (Perú, Canarias); carrizo (Panamá); pajita (Chile, Paraguay, Uruguay, Argentina y España); pitillo (Colombia, Venezuela); popote (México, del náhuatl popotl = paja); sorbete (Argentina siendo éste un modismo adquirido en años recientes, Ecuador, Perú), sorbeto (Puerto Rico), sorbito (Uruguay). (Wikipedia)

Por qué son malos los popotes? Porque contaminan el océano y matan animales. Cada persona usa unos 38000 popotes en su vida (!)

No más popotes!

Aquí las imágenes de campañas de otros países:

¿Cómo guardas tus bolsas reutilizables?

Con el objetivo de simplificar mi vida, me ha tocado tener un poco más de orden en la casa. Para hacerlo de la mejor manera, busco inspiración en otras personas que son fanáticas de la organización,  y me las copio. Así conseguí el siguiente blog, en donde dan unos tips magníficos para guardar las bolsas reusables ( Modern Parents Messy Kids ):

great tips for neatly storing all my re-usable bags

Por cierto, hay que lavar las bolsas reutilizables para evitar que se llenen de gérmenes. Yo las meto en la lavadora con el resto de la ropa, a menos que hayan sido utilizadas para transportar productos secos (por ejemplo, tengo unas bolsas solo para comprar ropa). En este link puedes encontrar unas buenas recomendaciones para usar las bolsas reutilizables de manera segura, encontrados en el blog Naturalmente mamá .

Para saber más, o para inspirarte, puedes seguir mi board Pinterest, o unirte al grupo  Chao Bolsas Plásticas en  Facebook o Google +.

@chicadelpanda

Una simple taza de café

“De verdad, algunas cosas son difíciles de hacer sin plástico;  hacer una taza de café no lo es”.

Annie Leonard

Soy de las que se sale de su camino para pedir café en una taza de verdad, pero no siempre fue así. La primera vez que vi a alguien que tuviera esa costumbre fue en Caracas, en la pastelería Danubio. Me encontraba con una amiga, y ella tenía el empeño de que el café se sirviera en una taza. A mí me pareció muy interesante; tomar café debería ser como tomar té en Inglaterra, o en Japón, un momento importante en que detenemos el mundo para disfrutar (tomar el café en un vasito, con una tapa que no te deja ni olerlo, va en contra de ese propósito).

Ahora, si lo que quieres es llevarte el café para otro lado, puedes llevar tu propio vaso de acero inoxidable con tapa (lo cual tampoco es complicado); y si eres fan de Starbucks, y se te olvidó llevar tu vaso reusable, puedes pedir que te lo sirvan en un mug o taza grande (yo lo hice muchas veces y nunca tuve problemas).  Aquí en Panamá, mi sitio favorito para tomar café es Athanasiou: siempre me lo sirven rico, y por supuesto, en tazas de verdad.

 index<a

@chicadelpanda

¡Pronto llega a Kindle el libro Siete Maletas!

Aquí les dejo una muestra de las 220 anécdotas del libro “SIETE MALETAS,” que entre risas y lágrimas describe nuestras experiencias en el exterior.

¡SIETE MALETAS estará pronto disponible en Amazon Kindle!
(¿No tienes la aplicacion de Amazon Kindle? Bájala gratis aquí http://amzn.to/1tQtMre | la puedes usar en tu computador, Iphone, Ipad, Android…)

 

——————————

NIÑAS GLOBALIZADAS

Estoy con R en un parque, cuando una niñita de más o menos la misma edad se le acerca y le dice:
-Me llamo Matilda ¿Quieres jugar conmigo?
-Sí claro.
-¿Quieres jugar a los países?
– Mmmm… Qué tal si mejor jugamos a…
Entonces yo intervengo y le digo, “pregúntale cómo se juega, a lo mejor te gusta”. Así que mi hija le dice:
– Bueno, ok.
Se van un poco más lejos, pero yo todavía las oigo. Matilda dice:
– Tú vas a ser un país y yo otro, escoge un país.
– ¡Caracas!
– ¿Qué es eso? ¿Estás segura que es un país?
– Mmm… No, como que es una ciudad.
-Tiene que ser un país.
– ¡África!
-¿Estás segura que es un país?
-Nooo…
-Tiene que ser un país.
-¡México!
-¿Estás segura que es un país?
-Sí, yo viví ahí.
-Le voy a preguntar a mi nana.
La niñita le pregunta a la nana, “¿México es un país?” quien verifica, “Sí, México es un país”, así que Matilda le dice a mi hija:
-Muy bien, México sí es un país. Tú eres México. Yo soy París.

 

Rodeados por ellas

¿Cómo hace una ciudad para prohibir las bolsas plásticas de un solo uso? ¿Cómo lograron convencer a sus legisladores?  Hoy encontré un video que fue parte de la campaña realizada en el área de la Bahía de San Francisco en California:

El Tsunami de bolsas plásticas:

3.8 mil millones de bolsas plásticas son usadas en en el área de la Bahía de San Francisco cada año.

En la bahía ahora hay más de 100 bolsas plásticas por cada foca, pato y pelícano.

¡Lucha en contra de la contaminación plástica! Actúa para eliminar las bolsas plásticas en el área de la bahía de San Francisco y en California en: savesfbay.org/bayvsbag

Las prohibiciones completas -que incluyen  la distribución de las bolsas plásticas en los puntos de venta- son las más efectivas, sin importar la cultura de la gente (de Rwanda hasta San Francisco). Las prohibiciones a medias, que solo prohiben darlas gratis -pero que sí permiten cobrarlas- pueden funcionar, pero también pueden ser un fracaso. En Ciudad de México, por ejemplo, la medida no tuvo efecto (el precio de las bolsas era tan barato que todo siguió igual) mientras que en Irlanda sí hubo una reducción en el consumo.

Yo sueño con un mundo libre de bolsas plásticas de un solo uso. Pero para eso, hay que crear conciencia de la magnitud y la gravedad del problema. Hay que demostrar que es posible vivir sin ellas. ¿Quieres ayudar a otros  compartiendo tus experiencias y tips?  ¿Te gusta publicar información al respecto? ¿O sencillamente quieres saber más? Si es así, te invito a formar parte del grupo Chao bolsas plásticas en Google o en Facebook .

 

@chicadelpanda

chicadelpanda.com

Crecer es transformarse

transformarse

¡Hay cosas que parecen tan fáciles! Como dejar de consumir azúcar, por ejemplo. En la práctica, no es tan fácil. Lo mismo pasa con dejar de usar bolsas plásticas.

A veces me imagino que para llegar a tener algún día un planeta vivible, sin contaminación, o con una contaminación que no nos enferme, que nos brinde un nivel de vida en el que todos seamos felices (sí, pues seamos utópicos, hay que inspirarse) hay que dar un montón de pasos como humanidad, para llegar de la A a la Z, atravesando todo el abecedario.

En ese abedecedario de pasos, dejar de usar bolsas plásticas sería la letra B, porque A sería no botar la basura a la calle desde la ventana del auto.  Una campaña de la ciudad de Buenos Aires lo expresa de manera muy tierna: se trata de crecer, así como abandonamos el uso del biberón, abandonamos la casa de nuestros papás, etc, pues llega el día en que abandonamos el uso de bolsas plásticas.

Hoy quisiera compartir con ustedes dos tips que encontré en 365 days of trash. Primero, dejar siempre colgadas  varias bolsas reutilizables en la puerta de la entrada de tu casa (para que no se te olviden antes de salir). Segundo, si no quieres gastar en comprar bolsas reutilizables, haz las tuyas (por ejemplo, con una t-shirt vieja). También les dejo el video para que vean todos los tips.

Crecer es transformarse, no estar cumpliendo años (eso va para mi amiga).

¡Te esperamos en  la comunidad Chao bolsas plásticas en GoogleFacebook !

chicadelpanda.com

@chicadelpanda

Cree

cropped-aaaalmfg03ccaic76t.jpg

Llego a la caja justo a tiempo para oír al señor mayor que está delante de mí, decir triunfante: ¡Feliz de estar vivo!  La cajera me dice que el señor va todos los días al supermercado, y que todos los días está con el mismo buen humor.

En el Parque Omar un señor muy, pero muy mayor está hablando con una de las guardias. Está paseando un perrito. La guardia me cuenta que el señor tiene más de noventa años y que todos los días va al parque a pasear su perro que está ciego.

Hoy estoy feliz de estar viva también. Y quería contarles una cosa: anteayer me sorprendí oyéndome decir que este asunto de vivir de manera ecológica era algo en lo que creía y que era muy chévere vivir según lo que creía. Es decir, usé la palabra creer, una palabra que se usa en las religiones. ¿Estoy en peligro de caer en una secta ecológica? ¡Tanta caminadera  y servilleticas de tela! Esto se está poniendo sospechoso. ¡Cuidado! Mmmm. Sí. Ya me mandaron un email alertándome de las sectas, no crean.

El asunto de desenchufarse de lo que se espera de mí, de los comerciales, etc, libera. Es dejar de buscar la vida que me venden todos los días, de tener más, estar más cómoda y tener más dinero, por la vida que me provoca vivir. Esta vida tiene más que ver con conectarse con los demás seres vivos – empezando con los seres humanos que quiero – e incluso con los no vivos (o que se me han adelantado en este viaje). Tiene que ver con conectarse con los otros seres que apoyan mi propia existencia, sin los cuales mi propia vida sería imposible. Tiene que ver con conectarse con todo lo que una máquina no puede hacer por mí. ¿Y saben qué? ¡Me gusta!

 

Por Michelle Lorena Hardy – Chicadelpanda.com

Crear conciencia sobre las bolsas plásticas desechables

Una de las cosas que uno no se imagina antes de ser mamá es que vas a tener que recordarle todos los días a tu hijo o hija que realice ciertos hábitos. Por ejemplo, cepillarse los dientes. Piensas que después de, digamos, una semana, máximo un mes, cuando ya domine la técnica y haya agarrado el hábito, ya la tarea de uno como madre al respecto será cosa del pasado. Jajajaja. Nadie te dice que vas a estar todos los días, tres veces al día, inventándote todos los sistemas de premios, calcomanías y puntos, o de castigos y amenazas, para que realice su “responsabilidad”. Por ¿cuánto tiempo? Años. ¿Por cuántos años? Ya les reportaré cuando llegue ese día.

reusable-bag

Es lo mismo que nos pasa a los que abogamos por hábitos más amigables con la naturaleza, como por ejemplo, abandonar el uso de bolsas plásticas desechables para las compras. Por cierto, food for thought, comida para pensar, como dicen los gringos: ¿Para qué nos gastamos tanta plata en carteras y bolsas, si luego arruinamos el look cargando bolsas plásticas de supermercado?

Mi hermana me dijo una vez sí, a lo mejor después de tanto tiquititiquiti tuyo (“insistencia” en venezolano) la gente empieza a usar menos bolsas plásticas. Es verdad, pero también pienso que hace falta que los gobiernos prohíban las bolsas plásticas gratis, o incluso prohibirlas del todo en los comercios, como ya se ha hecho en muchas ciudades y países enteros. Sin embargo, para llegar allá, primero hay que crear conciencia, pues la mayoría de la gente desconoce los efectos dañinos de las mismas.

Aquí te dejo un cortísimo video de 38 segundos: Súmate, búscale reemplazo a la bolsa plástica. Así mismo, si aún no lo has hecho, te invito a unirte a la comunidad  Chao bolsas plásticas en facebook o google plus.

Por Michelle Lorena Hardy  – Chicadelpanda.com

Mis ecotips de Ciudad de Panamá

– Divertirse al aire libre en el Parque Omar o en el Parque Metropolitano, así como visitar el Centro Smithsonian  que está en el Amador Causeway.

– Comprar y usar bolsas reutilizables en el supermercado y en cualquier otra tienda.  Aquí las venden en las cadenas de supermercados, en Orgánica y en el Hombre de la Mancha (librería en el Mutiplaza).

– Reciclar papel, cartón, tetrapak, vidrio, latas de aluminio, plásticos 1 y 2, así como disponer adecuadamente pilas y electrónicos, en las Ferias Yo Reciclo que se llevan  cabo una vez al mes o en FAS Panamá en la Ciudad del Saber.

– Comprar ropa de segunda mano de marca, a buen precio.  San Francisco, 74E, entre calle 50 y Av. Porras, Promises. También se pueden alquilar vestidos de fiesta:  Lina’s Couture, San Francisco 72E, en frente del Instituto Enrico Fermi.

– Donar cualquier artículo a Goodwill Panamá para que sea revendido. Lugar: en un kiosquito en la entrada de Parque Omar. Si el personal no está allí, tienen un buzón 24 horas en donde se pueden dejar las cosas. Lo donado se vende en una tienda que tienen en San Miguelito.

– Comprar orgánico. Cadena de supermercados Riba Smith, cadena de tiendas Orgánica, y el Mercadito Biológico (este último en San Francisco).

-Participar en actividades creativas, Fundación ecocreando.

Por Michelle Lorena Hardy –   Chicadelpanda.com